Tag Archives: AMLO

Otro México es posible…

22 May

Pienso que otro México es posible. Lo deseo, sostengo el pensamiento, no lo dejo ir, me gusta las cosas que ese México posible dibuja en mi imaginación. No quiero entregar mi país al pasado, nunca, de ninguna manera.

Yo vengo del pasado, estoy enferma de pasado. De niña sólo escuché del PRI. Recuerdo haber visto emoción política en casa porque Maquío parecía una alternativa y al final, la historia se quedó igual, nada cambió.

No sólo son 70 años de PRI y estragos, son 70 años de una depresión petrificada de los ciudadanos sin voz y sin voto, pero también sin esperanza.

¿Cómo se puede tener esperanza de un partido, si cuando en sus propias filas marchó alguien que desde dentro quiso cambiar el sistema y murió brutalmente asesinado?

Años más tarde, debo decir, que vi en los ojos de mucha gente la incredulidad de presenciar el momento en el que el PRI dejó el poder. Probablemente nadie era capaz de imaginar lo que la transición traería consigo. Pero dar ese paso era importante, era la demostración y la confirmación de que las cosas en la política del país, podrían ser distintas.

Pero aquí sucede como todo. Es responsabilidad de nosotros dar seguimiento. Y en esta ocasión el seguimiento se dio con resignación y con muchas risas que nos dio el presidente Vicente Fox, quién nos dejó una herencia difícil de superar: un candidato que nos traería la guerra y también la muerte. El abanderado del empleo y la violencia.

El país está como está. Es un nido de violencia y de control. Todos los días lo partimos con un cuchillo en pequeños pedazos que no permitan la unión, parecería que las fuerzas de la conspiración trabajaran horas extras para seguir con la división.

Hasta hace unas semanas.

Sucedió la visita de Enrique Peña Nieto a la Universidad Iberoamericana y esos jóvenes indecisos, los que votan en blanco o no votan porque sienten que su voto no tiene sentido… levantaron la voz y a gritos pusieron las campañas de cabeza.

Y cuando se trata de dividir todos se ponen críticos. Que si los chicos Ibero son fresas, que si van en una universidad cara, que si blablabla. Mientras muchos veían sólo unos chicos fresas que pagan colegiaturas caras, yo veía estudiantes, veía jóvenes y me era inevitable emocionarme. Pensaba: al fin sucede, esta vez no van a quedarse callados, no van a dejar que les arrebaten su primera elección (quizá la segunda).

Divide y vencerás decían los altos mandos. Critica y no aportes para generar ruido y distracción cuando verdaderamente es hora de concentrarse.

Estuve con los estudiantes de la Ibero en la marcha que efectuaron el viernes 18 de mayo de las instalaciones de la Universidad Iberoamericana a Televisa Santa Fe. Marché con ellos como estudiante y también como maestra.

Para mi sorpresa vi que no sólo había estudiantes de la Ibero, también había presencia del INBA, llamaban a la UNAM, le gritaban al POLI y a la UAM, pero en todos ellos había una voz joven. Es imposible que quieran dividir a la juventud por la camiseta de su universidad cuando su país es el mismo. Marchan por México, no por un estilo de vida, no por un partido político, empiezan a levantar las voces porque así les dice su futuro que hay que hacerlo si quieren otro país posible.

Recuerdo que en la marcha, recibí varios tuits, uno de ellos me decía que no tuiteara con tal hashtag que porque los bots de EPN tal, en mi cabeza sólo aparecía la leyenda: “Divide y vencerás”; no tardó en llegarme otro tuit que decía que esa era la marcha de los estudiantes, que el sábado era la AntiEPN y el domingo la ProAMLO, que guardara mis tuits para la del sábado. “¡Ah chingá! Pero si quiero marchar con los jóvenes, ¿qué no puedo?” Otra vez aparecía en mi cabeza la molesta leyenda esa sobre las divisiones.

Para la marcha del sábado sucedía lo mismo. “No vayan porque la convocan los panistas”, “No vayan porque van los perredistas como alborotadores”, “No vayan porque blablabla”. Y con todo eso, la gente salió a marchar. Yo quisiera encontrar a todos esos que su puesto se llama “divide y vencerás” para que se muden de país, aquí no nos hacen falta y nos están estorbando mucho.

La gente salió a las calles a decir lo que no quieren, no quieren un presidente como Enrique Peña Nieto que además traiga consigo la vuelta del PRI. Al final la gente salió a las calles aunque la convocatoria se la adjudicaran a Josefina Vázquez Mota, que no junta sin acarreados ni un Estadio Azul. A la marcha AntiEPN acudió la gente porque quería ir a decir que no, que ya no, y no, y no. No muchas veces pa’que se entienda.

El éxito de las marchas del domingo y lunes que eran ProAMLO esas sí estaban definidas, pero las otras dos no. Hagan entonces el favor de no etiquetar, cuando se marcha y se manifiesta uno como ciudadano es porque primero se le debe reconocer como mexicano y después si así se desea, como alguien con una preferencia a tal o cual partido.

Los partidos políticos son como cuchillos, especialistas en la división, cada uno responde a conveniencias y supuestas formas de pensar. Y está bien, se respeta, lo que sí no merece respeto es ninguna muestra de agresión y violencia.

El poder así como lo recuerdo yo, así como lo recuerdan loas más grandes que yo… es represor y yo, por ningún motivo quiero un México con esas características.

Es por eso, que si los jóvenes han levantado la voz, suplico que sus actos sean siempre la declaración abierta de lo que no quieren como país. No deben permitir que un país lleno de millones de resignados les roben al México que es suyo, del que son protagonistas para hacer historia.

Los convoco a entusiasmar a todo cercano de desear que a la resignación se la lleve el diablo porque ustedes decidirán el futuro de este país. Y ahora que han levantado la voz, no ahoguen su grito en el agotamiento, México necesita definir muchas cosas en su historia, los temas están sobre la mesa: educación, medios de comunicación, empleo, pobreza, narcotráfico, violencia, corrupción entre otros.

No le devuelvan el poder al pasado y a su fallida historia. Tómenlo, es suyo, es para ustedes queridos jóvenes. Hoy son ustedes los que tienen que enseñarnos el país que quieren y luchar por ello.

Yo soy alguien que viene del pasado, pero desde este momento, me mudo a su futuro. Quiero otro México posible.

Nos vemos mañana en la Suavicrema.

@baronesarampant

Anuncios

¡Chingada madre! ¡Estamos en campaña! ¿No te has dado cuenta?

11 May

La cruda realidad, la tristeza y luego la depresión nacional, en eso resumo las campañas políticas.

Ya no sé qué decir o qué escribir de ellas, pero creo que mientras más avanza la temporada de campaña, pienso que deberían cambiarle el nombre, ¿siguen siendo campañas o son ahora lo más cercano a una campaña de autodestrucción personal y nacional?

Aquí todos tenemos algo de culpa. Ellos por decir, nosotros por creerles. Yo no les creo, pero pienso que aquí, ahora, en estos difíciles tiempos electorales, el silencio es lo más valioso que existe para los candidatos.

Los medios de comunicación se esmeran hacer sumatorias de cuántos likes tienen en Facebook, o cuantas menciones generaron en Twitter. Como si de eso fuera a depender la elección. Yo me pregunto… ¿y los bots apá? ¿y los perfiles de gente que no existe pero cuenta? ¿y los tuiteros-político-“activistas” (así les dicen) que voluntariamente (dicen) también se la pasan tuiteando para hacer como que no se notan los hashtags o etiquetas? La verdad es que debo señalar que después de cada razón que dan los políticos para hacer un hashtag “sabroso” las campañas son más divertidas, no por eso, más significativas.

¿Qué pasa con nuestros medios de comunicación? ¿Por qué tampoco son sinceros? ¿De cuándo acá cubrir las campañas ha sido pleno desarrollo de la declaracionitis donde sólo dicen: “Enrique Peña Nieto aseguró…”, “Josefina Vázquez declamó…”, “Andrés Manuel reclamó…” y “Quadri… (obvio) ¿Contamos contigo?” ¿Y el análisis?

Nuestros medios de comunicación nos están quedando mal y eso también hay que reclamarlo.

Alguien que me diga si vio esta fotografía en algún medio de comunicación:

Yo digo: Enrique Peña Nieto para dormir niños parece buenísimo ¿no? Pero ¿podría ser un buen presidente? En la imagen hasta Beatriz Paredes la está pasando mal.

Dicen que en ese evento con motivo del día del niño, había guiones. G U I O N E S. Y si se quejaban del spot de los niños incómodos… ¿Quién se quejó de los priistas y sus actos proselitistas donde dan guiones a los niños y los hacen llorar para recibir al bonito y generoso abrazo de Peña Nieto. ¡A ver!, ¿quién?

Se supone que los medios tienen una función social, por lo que deberían informar, por el contrario, muchas notas parecen publicidad. Los medios de comunicación también trabajan para nosotros, ¿por qué no nos cumplen? Ellos también son ciudadanos y también tienen miedo. Miedo de perder su chamba, de ser silenciados o en su caso, perder la vida. Este país me da tanta pena.

Luego viene el debate. Yo lo vi por Twitter por eso me divertí mucho. Con el debate pasa como cuando vas a ver una mala película y ni vale la pena hablar de ello. En qué se resume:

Enrique Peña Nieto: Yo cumplo.

Josefina Vázquez Mota: Yo soy mujer, soy diferente y declamo.

Andrés Manuel: Yo traigo pruebas (y las saco al revés).

Quadri: ¿Contamos contigo? Lo único que me queda claro es que Quadri, según algunos, tiene bonita voz, lo cierto es que su bonita voz y su entonación me recuerdan a Adal Ramones, sólo por eso yo desconfiaría. Por eso y por “su tía” Elba Ester… obvio.

Lo que sí sucedió, es que como el debate no valía pena, el tema fue el escote de la modelo curvilínea que nos salió la más oportunista de la política.

¿Debatir? En lugar de estar preocupados por sus formatos llenos de orden y con cronómetro en mano, deberían poner un ring y darse con todo. Obvio no a golpes, pero sí que hubiera oportunidad de todo. Si van a sacar la ropa sucia, que se pongan a lavar, si traen blanqueador para demostrar que aquellas cosas son mentiras, que lo saquen. Y que propongan, lo firmen y si no cumplen, que se vayan a la cárcel. Debería ser un delito prometerle a un país y no cumplirle.

Eso sí, que alguien le explique a Josefina, la diferencia entre un debate y un concurso de oratoria. Josefina tiene prohibido presentarse en los debates con los guiones de sus spots. ¡Por favor!

Odio decirlo pero el que ganó confianza después del debate es Quadri (hijo de Elba Esther, parece insulto pero no lo es *aunque debería*). Todo mundo decía: “el que trae más propuestas es Quadri…” blablabla. Ajá.

Ese candidato no pierde nada. La elección ya la tiene perdida. Eso sí, es un gran distractor para el voto de los indecisios, para los que piensan que no desperdiciaran su voto ni en Enrique, ni en Josefina y mucho menos en Amlo. Que alguien me diga, de cuándo acá la lógica es tan ilógica que uno elige al que va a perder? Ahí se van todos esos argumentos de: “Aunque sea hay que votar por el menos peor”. Cada vez que dicen esa frase, se extinguen los mexicanos que están esperando un país por el cual trabajar mucho, para que el país se los devuelva con orgullo.

Y todos ponen sus mejores caras. Todos hablan bien bonito. Todos muy decentes hasta que empieza el “despeñadero”.

“¡Chingada madre! ¡Estamos en campaña!, ¿no te has dado cuenta?” le dice Peña Nieto al Capitán Cuevas después de que le impidió el paso a una chica “atractiva” para tomarse una foto con Enrique.

Estar en campaña significa exponerse a la gente, abrazarlos, sonreír, fotografiarse, etc., etc., etc. En el colectivo imaginario, el tener una foto con tu candidato, parece como un objeto muy preciado casi de veneración. ¿Qué les pasa? No podemos tratar a los candidatos como rockstars, no estamos esperando de ellos una canción, una firma, ni un concierto… estamos esperando que ame a México tanto como para que entregue su vida y su corazón por trabajar por un país que está hecho un muladar.

Pero no. Peña es amable porque quiere llegar al poder. Su actitud es de escenografía de Televisa y lo malo de este país es que muchos piensan que Televisa es la única opción y espejo fiel de la realidad. Caray.

Apelo al poder de la vergüenza. Yo le preguntaría a cada que se me aparezca alguien que diga que va a votar por Peña Nieto. ¿No te da pena? La verdad es que a mi me daría mucha vergüenza ser uno de ellos. No tendría cara para mirar a mi país después con el corazón tranquilo.

Y pues el despeñadero está rudo. ¿No dicen que tiene un salón completo de (PRI)activistas(tuiteros) haciendo menciones y contrarrestando los efectos de hastags como #ChingatumadreEPN en pleno día de las madres.

¿Ustedes sabían que Enrique Peña Nieto al hacer sus actos de campaña pide espacio para llevar apoyo? Diiiiiicen que en el auditorio de una universidad privada pidió 900 lugares para su gente. Yo por eso no puedo confiar del todo en las notas de los medios, porque seguro describen el apoyo a los candidatos, pero nadie evidencia que llegaron con todo y público palero.

Pero ¿qué pasa si les siguen los pasos y no se dan cuenta que se ya les sacaste el zapata? Te pasa lo de a Quadri. Que va en su cochecito blindado y se baja dos cuadras antes de la Escuela Nacional de Periodismo para subirse a la QuadriCombi y que todos se emocionen de su creatividad, sus propuestas y su voz de Adal Ramones. Y que lo cachan, y ya ven cómo es que le fue.

El colmo fue su respuesta: “Dame chance, ando en campaña”. ¿C H A N C E? ¡Con permiso!

Estos candidatos tienen que aprender que no queremos show, que queremos y necesitamos un presidente. No han comprendido que no se hace política como se hacía hace seis años. Ahorita un candidato hace algo para que esté encima de la red corriendo a gran velocidad para que todos nos enteremos y luego nos enfademos.

La pregunta es queridos candidatos, ¿Cuándo se van a rendir?

La pregunta es queridos votantes: ¿Cuándo les vamos a cerrar el camino a la presidencia?

Querido candidato: Si no has sido capaz de hacer campaña, sin estar en campaña: No me representas. El que sea presidente de México, se lo gana todos los días.

Reto No.13

Yo te reto candidato a que dejes de jugarle a los comerciales, ¿por qué no haces una campaña a pie? Te olvidas de los medios, mitines, grandes espacios y te sientas a escuchar a la gente y trabajan juntos en solucionar lo que aqueja este país.

Nuestras campañas electorales deberían estar llenas de silencio. Cada quien trabajando en silencio, sin escenarios, sin cámaras, sin activistas… buscando la presencia lugar por lugar y hablando desde las acciones.

AMLO al subsuelo. Hasta para viajar en metro hay que hacerlo con dignidad

27 Abr

Respeto señores, el Metro hay que usarlo con dignidad. No es que ahí viajen diariamente millones de personas para ir y venir a su trabajo. Es que el Metro nos lleva a todas partes.

Es una verdadera opción de transporte. Cotidianamente uso el Metro, el camión, el Metrobús y hasta la bicicleta para transportarme de un lugar a otro, lo cierto es que en auto no es una opción si uno aprecia su tiempo y su estabilidad psicológica.

No es idea de Andrés Manuel, el otro día para un trayecto de ocho minutos en auto en una ciudad como México, hice una hora veinte. Y sí debí irme en metro, pero no lo hice.

Andrés Manuel López Obrador en viajando en metro, tiene su proceso de evolución desde recordarlo viajando en el Tsuru.

Recordar la nota EPN y Josefina viajan en aviones privados; AMLO hace fila en vuelos comerciales

Y el día de ayer verlo viajar en el Metro…

Es estrategia. No por ello, deja de ser un bonito ejercicio.

El otro día, sostenía una discusión sobre política con un amigo, él me dijo que pensaba que nuestros representantes tenían que ser igual que nosotros y yo pienso lo mismo, pero desde otro enfoque: Tienen que ser mucho mejores.

Viajar en Metro no te hace diferente, lo hacemos muchos. Lo duro para nuestros candidatos, seguramente es nunca haber visto un vendedor de CD’s con sus mochibocinas, desconocer lo surrealista que resulta que los pasillos del metro huelan a Pizza, nunca haber topado al personaje que abre su camiseta y se revuelca en un montón de vidrios saliendo ileso o disfrutar de bandas completas que interpretan una canción de los Beatles. Qué triste por ellos, si no les ha tocado ver todas esas cosas que hay en el metro, no han vivido el Metro.

Pero vayamos a lo cotidiano. Esperaría que los candidatos se subieran al transporte colectivo un día en la mañana para que vieran a los muchos mexicanos que desde tempranito se levantan a trabajar.

Esperaría que volvieran a hacer el ejercicio por la tarde, cuando personificamos las imágenes del cortometraje El Héroe, de Carlos Carrera.

Si pensamos en creatividad, mientras Peña Nieto gasta en publicidad, Andrés Manuel se pone creativo y sale en todos los periódicos del día por un costo de tres pesos, aunque pensándolo bien, las notas informan que no pagó su boleto. Eso hubiera estado bien, que con toda la prisa que traía, hiciera una fila de verdad para conseguir un preciado boleto del metro.

Pero reflexiono, además de la estrategia, estaría bien que alguien convocara, además de a debates y sólo por diversión a big brother para proponer un rally entre los candidatos y que cada uno de ellos se tuviera que desplazar en metro sin mapa y siguiendo las (a veces pocas) instrucciones que hay para llegar-transbordar-etc. y que en ciertas estaciones tuviera que cumplir ciertos retos.

También estaría bien, que cada uno de ellos, llevara una cajita para recibir sugerencias y necesidades. Esas urnas sí me gustan.

Dicen que Pedro Almodóvar, cineasta Manchego, utiliza viajar en camiones para escuchar las charlas que ahí acontecen. No pediría menos de los candidatos, hablan de propuestas pero ¿cuándo han escuchado las charlas reales entre los ciudadanos? No me parece real trabajar por alguien y no tener ni un solo vínculo de cercanía.

Reto No.11

Yo te reto candidato a viajar con una urna en el metro en el que al menos tendrás que volver con 1000 papelitos y hacer un listado de lo que la gente te pide para hacer cuenta de ello. Si no puedes estar cerca de tu gente: No me representas.