Tag Archives: IFE

No es por quién voy a votar, es que voy a votar en tu contra

17 May

Desde que tengo memoria, no recuerdo que en la historia de la política en México se marche en contra de un candidato. Todos piensan lo mismo: ¿Es en serio o sólo una provocación?

Si la gente quiere salir a manifestarse: ¡Aplausos! Está bien salir a las calles, está bien ver cuántos somos, qué queremos y qué no queremos. Está bien que sea importante.

Está bien unirse para declarar que no queremos a “alguien” como presidente. Al final, si es tu presidente… aunque no es una costumbre muy común en este país, deberías quererlo y respetarlo, estar con él y que él esté contigo. Creo que desde Carlos Salinas de Gortari, los presidentes han sido como un juego del tiro al blanco. Nadie los respeta, nadie los quiere. Nos han dado los mejores años de la política en risas.

Siempre se alude a tener memoria en esta toma política de decisiones. Los que tienen memoria, parecen saberlo todo. Pueden recordar esos años de estabilidad y también de conveniencia. Pueden recordar lo estable que parecía un país y lo añorado que era un cambio. Pueden recordar los asesinatos cometidos contra los partidos. Pueden recordar que lo que se esperaba con un cambio y con la V de la victoria, no era lo que hoy queremos como país.

Los jóvenes probablemente no sepan de recuerdos. Probablemente todavía no hayan decidido su primero voto. Lo que creo que sí saben, es lo que no quieren para el país. Es hora de que ellos decidan el país que quieren construir.

Nuestros votos viejos están envenenados de pasado, de frases como “estábamos mejor con el PRI”. Estamos envenenados de corrupción y comodidad. Estamos también envenenados de desesperanza. Vamos bajando los brazos sin quererlo. Nos cae encima la resignación y así un día entregamos al país al silencio.

Si se nos pega un poquito de saber qué es lo que no queremos, deseo que muchos salgamos a la calle a defender este país como se merece. Nunca es tarde y siempre es un buen día para hacerlo.

De la marcha se dice mucho, que si la organiza el PRD, que si la organiza el PAN. A la mera hora todos se deslindan. Pero pienso: ¿Por qué tenemos que tener filiación especial con algún partido, si sólo sabemos y tenemos certeza de a quién no queremos?

Dicen que hay que ir de blanco. Que no hay que juntarse con los colores típicos y representativos de los partidos. Ir de blanco me parece un poco cursi y sin sentido, deberíamos ser más alegres al manifestarnos. Yo iría de colores, colores alegres y brillantes. El blanco es ausencia de color y manifiesta la paz, yo quisiera expresar movimiento.

Aquí una propuesta más: deberíamos ir disfrazados del grupo social que nos preocupa si EPN se queda al frente del poder. Yo iría disfrazada de mujer, no quiero más feminicidios. Me disfrazaría también de estudiante, no quiero represión a la libertad de expresión. Me caracterizaría también como trabajador o desempleado, no quiero más pobreza. Y bueno, ahí sólo hay que ponerle cara a la razón que nos ocupa y nos preocupa. Podrían ir disfrazados de ustedes mismos, también se vale.

Si el disfraz es muy complicado, entonces usemos hojas de papel en nuestras espaldas y pechos para decir yo marcho por las mujeres, marcho por la economía, marcho porque quiero un país auténtico, marcho porque estoy harto de la corrupción, marcho porque no quiero volver al pasado, marcho porque quiero un México que se construya y no que se destruya… y creo que EPN no es la solución y nos pone en peligro a todos. Mía es la propuesta, de ustedes la creatividad.

También se ha hablado de la violencia que puede haber en la marcha. Ya hay dos muestras, lo que sucedió en Saltillo y en Veracruz. Y si nosotros marchamos tenemos que estar preparados.

No puedes estar en contra de la violencia y ser un cavernícola. No vamos a un enfrentamiento. Además todos nos queremos a salvo ¿o no?

Si uno se manifiesta lo hace sin agresiones y cuidando a los otros para que nos cuiden también. Y si uno empieza a hacer esas manifestaciones para que se usen términos como porros, vándalos, acarreados, etc. lo primero es señalarlos, lo segundo es tomarles la cara porque tarde o temprano sabremos quiénes son y de dónde salieron, no hay razón para caer en provocaciones. Por el contrario, hay que estar preparado para esas acciones y estar listos para contrarrestarlas.

Ese tipo de acciones responden a las viejas estructuras políticas, nosotros no queremos más ese México y si lo único que tenemos es creatividad, pues hay que usarla.

No tenemos por qué marchar enojados. Pienso que podemos bailar, aplaudir, cantar y jugar. Marchamos por el país y por el país se marcha con el corazón.

Me decía una amiga en Juárez que cuando ellos se manifestaban y llegaban (por ejemplo) los granaderos para contener la manifestación y agredirlos, ellos se tiraban al suelo. ¿Por qué? Porque si iban a contenerlos de manera agresiva, ellos tenían que demostrar que no buscaban la confrontación y eso, también era una forma de ponerse a salvo. Algunas veces llevaban pintura y cuando se acercaban los grupos a contenerlos ellos pintaban en el piso flores o líneas que no debían cruzar.

Aquí la clave está en la organización y la comunicación. Nadie tiene por qué desvirtuar un ejercicio ciudadano de manifestación y libertad de expresión. Eso debemos tenerlo claro.

Creo que nadie debe quedarse en su casa por miedo. También creo que hay que tener los ojos bien abiertos y las cámaras de los celulares prendidas para registrarlo todo. No estamos para engaños. Si sucede violencia, culparán a los azules, culparán a los amarillos. Pero los que generan violencia, juegan con el equipo tricolor.

Y así como pasó con los estudiantes de la Ibero, casi puedo asegurar que por cada uno que vaya por su propio pie, el PRI y el equipo de EPN mandará a dos, así como le hace para llevar apoyo a sus conferencias y presentaciones.

Así como aparecieron los encabezados en los periódicos del interior del país a favor de EPN después de lo de los estudiantes de la Ibero, así estarán los noticieros y los periódicos, nos toca registrar lo que sucederá a nosotros y luego compartirlo.

Lo más importante: Nos queremos sanos y salvos. No caigan en provocaciones.

Aquí una propuestas que circulan en la red para la manifestación del sábado 19 de mayo:

(Hagan favor de circularla, daría crédito pero para este momento no sé ni de donde salió)

Recuerda: Creatividad vs violencia. Aquí hay muchas ideas: #bancodeconsignas

Ahora aquí el material para compartir y dar seguimiento a la información.

Golpean a manifestantes en el evento de EPN en Saltillo

Agreden a manifestantes veracruzanos en mitín de Peña Nieto

Twittergate: Is México’s PRI paying for tweets?

La peligrosa ira de Peña Nieto / Proceso

Jamás votaría por el PRI: Denise Dresser

“¿Qué te pasa, Televisa?”, cuestiona Aristegui.

En el seguimiento de lo sucedido en la Universidad Iberoamericana, anexo el Testimonio de una estudiante del Tec de Monterrey que aclara su aparición en el video de EPN “Foto Buen Ciudadano” y hago constar que el video del montaje del PRI ya fue retirado, sin embargo, en la entrada anterior queda una pequeña huella de su existencia.

Por @baronesarampant
Anuncios

Anular su voto, es tan rebelde y subversivo como sacarle la lengua al sistema

26 Abr

Decía @bitalicious en un tuit: “Anular su voto, por cierto, es tan rebelde y subversivo como sacarle la lengua al sistema”. Y tiene razón.

Recuerdo que la primera vez que voté, parecía que eso era la única solución, pero en realidad era la más pobre manifestación de rebeldía. Pero así lo hice.

Me pregunto ¿cuántos jóvenes como yo esperan tener 18 y una credencial del IFE para anular su voto en su primera votación?

Lo cierto es que la falsa rebeldía juvenil, se convierte en un arma letal contra la realidad y pone a salvo el número de votos para los partidos políticos. Nuestros jóvenes se han creído que no votar es una clara manifestación en contra del sistema. Y no lo es.

Los jóvenes deberían estar haciendo ruido, generando propuestas, externando preocupaciones del país del que ya les toca hacerse responsables. Y, en lugar de esto, sólo hay silencio.

Una razón más para alentar la falsa idea del voto libre y secreto. Al final, nadie sabe de quién son todas esas papeletas anuladas o aquellas que proponen a los súper héroes personales en candidatos imaginarios-independientes.

Si no vas a votar por ellos, deberías decírselo a la cara: No voy a votar por ti, porque no me representas, porque no te tengo fe, porque tus palabras no me emocionan, porque tus propuestas me parecen falsas y mentirosas, porque no creo en el sistema… peeeero, no me conformaré por anular mi voto y con orgullo guardar silencio. Haré todo lo imposible porque te esmeres en tu papel de candidato o te marches.

¿Dónde está nuestra juventud? Eterna pregunta.

Los números

El periódico Reforma en su sección Enfoque presenta un texto de Carole Simonnet titulado En busca del voto joven en el cuál subrayo la siguiente información.

Los votantes de 18 a 29 años, representan casi un tercio de los electores potenciales, lo que significan: 24 millones 513 mil electores. 3.5 millones votarán por primera vez en una elección federal.

¿Qué pasaría si ese tercio se organizara para exigir un cambio en el sistema?
Los de 20 a 29 años son los más abstencionistas de todo el padrón junto con las personas mayores a 80 años.

¿ De verdad? ¿Nuestras juventudes se acercan al desencanto y la desesperanza lo los mayores de 80 años?
¿Por qué será que los jóvenes no escuchan a sus candidatos? ¿Acaso alguno de ellos manifiesta cercanía verdadera con los jóvenes? De ninguna manera, creo que los candidatos piensan que mientras menos estorben nuestros jóvenes, mejor.

Erick Fernández Saldaña, académico del Departamento de Comunicación de la Universidad Iberoamericana advierte que estudios recientes como la Encuesta Nacional Gobierno, Sociedad y Política de Gabinete de Comunicación Estratégica que se hizo en colaboración con la Universidad Iberoamericana, demuestran que los jóvenes no se sienten identificados con ninguna opción política.

Y el voto nulo, blanco y el abstencionismo parece ser su respuesta. Pero eso sólo es un engaño. No votas, no estorbas.

Los premios de consolación

Dice la nota: “Durante la Semana Santa, los panistas formaron grupos para visitar playas en Acapulco, Veracruz, Manzanillo y Puerto Vallarta con miras a convivir con los jóvenes vacacionistas. Para acercarse a ellos, recurrieron a la distribución de los típicos artículos de propaganda: frisbees, papalotes, toallas y termos”.

¿Frisbees, papalotes, toallas y termos es la modalidad joven del kilo de frijol?

“En el PRI, la maniobra de seducción consistió en regalar “Peña Bronceadores” y kits de playa para niños en 17 estados”.

¿Peña bronceadores? ¿Así de bajo han caído?

“Morenaje organizó un torneo de futbol callejero en las 16 delegaciones del Distrito Federal, cuya final se celebrará tentativamente en el Zócalo a finales de este mes. Además, convocó a festivales culturales en las plazas de algunas ciudades del país.

Al menos aquí, salieron a las calles y seguro sí se divirtieron. Pero, si viéramos todo como un partido de futbol. Todos los candidatos de un lado, toda nuestra juventud del otro. Yo si formara parte del equipo de los jóvenes, querría ganar a toda costa. Llevarme la victoria a casa. Aplastar al contrincante en un marcador 5 a 0. Qué bonito es soñar, ¿verdad?

Reto No.10

Yo te reto candidato a convencer a nuestros jóvenes a que logres que voten por que creen en ti. Si no lo logras: No los representas.